Boca se quedó con los festejos

La fiesta finalmente terminó siendo de Boca, que le ganó a Conarpesa Puerto Madryn por 88 a 86 ante poco menos de cuatro mil personas que se dieron cita a la inauguración del estadio del Deportivo Madryn. Boca lo definió en el último segundo con una conversión de Fernando Malara. Antes había sido un poco más que su rival pero se le complicó.

PUERTO MADRYN.- Buena parte de la comunidad estaba de fiesta. Inauguración de un coqueto estadio y hasta pudieron ver al equipo con los tradicionales colores amarillo y negro durante el complemento. La presencia de la mascota de Rosco y todo el colorido show detrás. El rendimiento del equipo local incluso invitaba para la fiesta del entretiempo. Pero después todo cambió y Boca terminó volcando el partido a su favor para ponerse a las puertas del Top Cuatro.

El inicio fue muy equilibrado. Boca contaba con la cuota de gol de Paolo Quinteros (10 puntos en el primer cuarto) pero Conarpesa hilvanó una respuesta muy efectiva y jugó la bola interiormente aprovechando algunas grietas defensivas que por entonces mostraba el elenco que conduce Sergio Hernández. El segundo cuarto fue lo mejor para Conarpesa. Buena defensa y el primer rompimiento en 33-26. Pero el campeón reaccionó con Matías Sandes (de quien en Madryn se rumoreó insistentemente sobre un presunto interés de Detroit Pistons pero la prioridad la tiene Tau Cerámica …) y Fernando Malara clavando una ráfaga de 11-2 para recuperarse. Algunos chispazos de Prego dejaron todo como al inicio.

El partido cambia fundamentalmente en el tercero. Apareció Byron Wilson y Boca defendió mejor. Junto a algunos puntos de Leiva (rápidamente cargado de faltas personales) el xeneize empezó a adueñarse del trámite. El morocho metió doce puntos y fue decisivo para la levantada de 24-11. En el inicio del último chico Quinteros metió un triple y le dio mucho oxígeno a su equipo. Pero Boca se equivocó varias veces en el cierre y casi más lo paga muy caro. Concidió con el surgimiento del pibe Jonatan Treise a falta de tres minutos. En ese lapso clavó dos triples y dos libres, Boca se descompensó defensivamente y Conarpesa volvía a colocarse en juego 79-81 con más de dos minutos remanentes.

Para el campeón fue un momento delicado ya que además de confundirse en defensa perdía a Sandes por personales y el local que le igualaba en 84-84. Dos libres de Quinteros dejaron arriba a Boca pero después el entrerriano, con poco tiempo, apuró un lanzamiento buscando un triple y más tarde tampoco pudo cerrarlo Malara cuando perdió dos libres increíblemente a falta de 22 segundos. En la réplica Treise volvió a facturar trece segundos más tarde dejando todo igualado nuevamente. Cuando el partido expiraba, en el último segundo, una justa asistencia de Mc Cray le permitió a Malara tomar revancha y lo cerró con una bandeja muy cerca del cesto. Quizás Boca no mereció sufrir tanto.

CONARPESA 86-BOCA JUNIORS 88

Conarpesa (86): Diego Alba 13, Sebastián Acosta 15, Diego Prego (x) 19, Quincy Alexander 14, Ryan Perryman 7 (fi); Jonatan Treise 12 y Alejandro Reinick 6. DT: Oscar Sánchez. Boca Juniors (88): Juan Sartorelli (x) 5, Paolo Quinteros 18, Byron Wilson 13, Dwight Mc Cray 7, Alejandro Burgos 6 (fi); Matías Sandes (x) 15, Fernando Malara 16, Sebastián Festa 0, Martín Leiva 5 y Juan Pablo Rotta 3. DT: Sergio Hernández. Arbitros: Pablo Estévez y Alejandro Ramallo. Parciales: 26-23, 51-45 y 62-69. Estadio: Nuevo Palacio Aurinegro.

Los comentarios están cerrados.