Laborioso triunfo en Panamá

Nicolás Laprovittola (Fotografía: FIBA)

En su segunda presentación por las eliminatorias para la Copa del Mundo 2019 Argentina sumó un segundo triunfo y cerró la primera ventana clasificatoria con registro ideal. En su visita a Panamá superó al representativo local por 68 a 59. Argentina por el Grupo A volverá a jugar el viernes 23 de febrero de local ante Uruguay en sede a determinar a futuro.

Nicolás Laprovittola con 19 puntos (10/12 libres), 5 rebotes y 3 asistencias fue el principal anotador del equipo nacional. Estuvo escoltado por Lucio Redivo (10) y Leonardo Mainoldi (9). En Panamá el más destacado fue el pivote Tony Bishop (15+13, 7 rebotes ofensivos).

Cuando no se puede jugar bien al menos sirve ganar. Ese sentido Argentina sacó adelante el partido en terreno ajeno. El tiempo dirá la importancia del punto y si vale para el arrastre. Cierto que esa visión conformista se contrasta cuando se pretende medir la labor. En lo que fue un cruce deslucido de principio a fin Argentina no sólo jugó contra Panamá sino ante sus propios problemas y recién aseguró el triunfo en el minuto final. Eso fue lo único objetivo.

De movida a los dirigidos por Hernández les costó una enormidad poder encontrar ofensivas y cumplidos los primeros cinco pasó a perder por nueve (2-11 máxima) en su peor momento. En lo que ya era un partido dominado por las imprecisiones y el escasísimo goleo el barco se enderezó cuando llegaron los triples. Tres aciertos consecutivos (Laprovittola dos y Mata) le dieron a Argentina la chance de retirarse al primer descanso en igualdad (15-15).

Con un par de apariciones de Flor y Aguirre, Argentina pareció encontrar los caminos (20-15) pero fue un espejismo porque el equipo volvió a trabarse, demasiadas pérdidas (totalizó 18), bajos porcentajes (22/58) y un Panamá -que no era más certero- complicó ganándole varios rebotes en su tablero (cerró con 19) con los cuales tuvo oportunidades (20-22). Y fueron otra vez los triples los que salvaron al equipo argentino. Dos de Mainoldi volvieron a dejarla al frente (30-26) y con corrida de Deck (32-26) rumbo al descanso aseguró la victoria parcial.

En el complemento la fisonomía del partido lejos estuvo de modificarse. La producción de uno y otro fue baja, rústica y sin luces, y se generó un mar de enredos en el que Argentina prevaleció con renta entre una y dos posesiones y que sólo una vez pasó ese límite (46-39).

Cuando se terminaba el tercer período Redivo le dio a Argentina la ocasión de dispararse por once (52-41 máxima) pero entre el cierre de ese segmento y el comienzo del último Panamá lanzó corrida de 12-0 y se adelantó por la mínima (52-53). Finalmente entre los desaciertos locales (23/69) -Panamá erraba entre una, dos y hasta tres lanzamientos por cada ofensiva- Argentina encontró la salida a menos de un minuto para el cierre y con el resultado 61-59. Laprovittola falló dos libres consecutivos pero después se desquitó con 4/4 y un triple en los últimos 30 segundos y con ellos Argentina pudo separarse definitivamente y festejar.

PANAMÁ 59-ARGENTINA 68

Panamá (59): Trevor Gaskins 9, Michael Hicks 10, Ernesto Oglivie 9, Jaime Lloreda 7, Tony Bishop 15 (fi); Javier Carter 9, Gary Forbes 0, Jonathan King 0, Josimar Ayarza 0, Joel Muñóz 0, Jamaal Levy 0, Carlos Rodríguez 0. DT: Manuel Viera. Argentina (68): Nicolás Laprovittola 19, Lucio Redivo 10, Gabriel Deck 8, Marcos Mata 3, Marcos Delía 5 (fi); Leonardo Mainoldi 9, Eric Flor 7, Javier Saiz 2, Nicolás Aguirre 1, Máximo Fjellerup 2, Matías Sandes 2. DT: Sergio Hernández. Arbitros: Michael Weiland (Canadá), Krishna Domínguez (México) y Matthew Kallio (Canadá). Parciales: 15-15, 29-32 y 44-52. Estadio: Roberto Durán.

Los comentarios están cerrados.