Spurs canjeó a Leonard

Kawhi Leonard

Después de varias semanas se definió el futuro de Kawhi Leonard en San Antonio Spurs. Fue transferido junto con Danny Green a Toronto Raptors a cambio del base DeMar DeRozan, el interno Jakob Poeltl y una primera ronda protegida del Draft 2019.

Las dos principales estrellas que involucró el canje, Leonard y DeRozan, de diferentes formas expresaron su desagrado por la operación. Leonard no quería jugar en Canadá -pero sí ser transferido- y DeRozan ir a un equipo como San Antonio Spurs que profundizó la renovación, estará lejos de la pelea del título y podría reportarle un retroceso a su presente deportivo.

Leonard y DeRozan en toda la carrera jugaron para estos equipos. Leonard, a quien Spurs pensó como el sucesor de Tim Duncan, llevaba siete años jugando para la franquicia texana y DeRozan nueve en Toronto. A su vez, Green se va de San Antonio después de ocho años.

Leonard dejó en claro de que no volvería a jugar para San Antonio por estar enfrentado por cómo la franquicia trató el tema de su lesión que sólo le permitió jugar 9 veces en 2017/18. Desde ese instante comenzó a tejerse una auténtica novela detrás pero era obvio de que los Spurs transferirían a un jugador disconforme antes de quedarse sin nada a cambio.

Por otro lado no era descabellado que Toronto intentara deshacerse de su jugador franquicia dado la desazón que produjo echar a perder la mejor temporada regular de la historia (59-23) con unos desastrosos playoffs. A partir de allí comenzó a cuestionarse si DeMar DeRozan era capaz de llevar adelante un equipo ganador y el primer efecto fue no renovar el contrato del entrenador Dwane Casey y nombrar al asistente Erick Nurse para hacer una depuración.

Tanto Leonard como DeRozan tienen parte del contrato pendiente. A Leonard le quedan dos años por cumplir (20 millones de dólares) y a DeRozan y Poeltl, tres (55 y 3). El último año a opción de cada jugador. En tanto, Green afrontaba su último año (10 millones).

Los comentarios están cerrados.