Debutó con lo justo

Stephen Curry

En la jornada que marcó la apertura de la 73º temporada de la NBA y después de recibir los anillos de campeón, Golden State Warriors, el gran candidato a repetir el título, hizo su estreno con una trabajosa victoria de local ante Oklahoma City Thunder por 108 a 100 (31-23, 57-47, 83-79) tras despegarse de su rival en la parte final del encuentro.

Como dato habrá que remarcar que los Oklahoma City se presentaron sin su principal estrella (Russell Westbrook, quien se repone de una cirugía), pese a todo se reinventó y le presentó una dura batalla a un oponente que en los papeles estaba algunos cuerpos por encima.

La mejor parte de la producción de GSW estuvo en el primer tiempo, en medio del segundo cuarto alcanzó a dispararse hasta por catorce (53-39), pero lentamente su trabajo entró en la nebulosa y OCT le dio vuelta el resultado (66-69). En esas condiciones GSW recién respiró en paz en el último minuto cuando -con el tanteador 102 a 99 a su favor- un par de tiros fallidos (Paul George y Dennis Schroder) fueron repelidos por Kevon Looney y Kevin Durant.

Stephen Curry sumó 32 puntos (5/9 triples), 8 rebotes y 9 asistencias en 37 minutos y estuvo escoltado por Durant (27+8+6). En total, GSW finalizó con 7/26 triples por lo cual el resto combinó 2/17 y eso lo complicó. En OCT la cuenta estuvo encabezada por un errático Paul George (9/23) con 27 puntos seguido de Dennis Schroder (21+9+6) y Steven Adams (17+11).

En el otro encuentro de la jornada inaugural, Boston Celtics, el candidato a ganar el Este, la tuvo algo más fácil y como local doblegó a Philadelphia 76’ers 105 a 87 (21-21, 47-42, 77-66) tras un equilibrado primer tiempo. Jayson Tatum (23) y Marcus Morris (16+10) se destacaron por el ganador en tanto que el pivote Joel Embiid (23+10) lo hizo por Sixers.

Los comentarios están cerrados.